Destacada

Sólo hoy

Sólo por hoy vivamos felices, sólo por hoy tengamos solo pensamientos positivos. Sólo por amemos con locura, demos lo mejor, todo de nosotros. Sólo por hoy no demos lo que nos sobra sino lo que nos falta. Sólo por hoy riamos, bailemos, gocemos la vida ¡Seamos felices!

Sólo por hoy no pensemos en cosas tristes, sólo por hoy no seamos pesimistas, sólo por hoy nada de quejas, sólo por hoy nada de enojos. ¡Sólo por hoy!

Mañana…mañana veremos que pasa,pero…

HOY ¡VIVE Y SÉ FELIZ!

MLF

			
Destacada

Mi primera entrada de blog

Hola!!

“Sé tú mismo. Los demás puestos están ocupados.”

— Oscar Wilde.

Hola! Mi nombre es María Laura,tengo 33 años soy una chica católica súper enamorada de Jesús y con una gran devoción a María y el Santo Rosario❤️hace un tiempo eh comenzado a escribir reflexiones sobre la vida en Cristo y como llegar a tener una calidad de vida mejor…Soy nueva en esto de los blogs así que será una nueva aventura.

Reflexión del día: Dejar ir el pasado

De María Laura Fink 8 de septiembre de 2020

Muchos vivimos atados a nuestro pasado, a cosas que nos sucedieron, a personas que quedaron allí, a situaciones no resueltas, a sueños truncados y cuántas cosas más. Eso no nos permite seguir adelante, crecer, superarnos. Es necesario mirar hacia adelante, dejar lo que no pudo ser, soltar a esa persona que se fue, superar eso que no sucedió, aceptar lo que nos marcó. La única manera de crecer será dejando el pasado en el pasado; si que puedas mirar de vez en cuando para recordar de dónde vienes y adónde no quieres volver. Es momento de seguir adelante, de dar ese paso de confianza en ti y en Dios. De poder dejar tu pasado en las manos de Dios, permitirle a él que pueda sanar todo lo que quedó herido, y resolver aquello que quedó inconcluso. Deja que él actúe a través de su Espíritu en ti, déjalo sanar tus heridas, permite que te haga libre. Ábrete al perdón, a la aceptación, suelta y deja ir. Que un largo camino te espera por recorrer.

Consejo del día: Piensa que es lo que quedó herido o inconcluso en tu pasado y a través de esta pequeña oración entregarselo a Dios.

“Señor Jesús te entrego (nombra aquello que le quieras entregar) en tus manos, te pido con tu gracia puedas sanarme y liberarme de aquello que me ata a mí pasado. Saname y liberame Señor. Amén”

Maria Laura Fink ♥️ Laica católica

Reflexión del día: Apreciar mejor el tiempo

De María Laura Fink 31 de agosto de 2020

Cuántas veces hemos dicho: Si tuviera más tiempo haría tal o cuál cosa, ojalá tuviera más tiempo. Hoy por hoy transcurriendo esta pandemia del corona virus muchos están aislados en sus casas, con tiempo libre de sobra, y ¿que se oye? Ya nosé que hacer, me la paso aburrido, ya camino por las paredes. ¿Será posible que no nos conformemos con nada? ¿No les parece que deberíamos de aprovechar este tiempo para hacer cosas que antes no podíamos por falta de tiempo? Primer ejemplo:La oración_ Si no resabamos por falta de tiempo puedes comenzar a hacerlo ahora. Pasar tiempo con la familia_Y pasar tiempo no me refiero a sentarnos a vernos la cara, acercarnos en verdad, conversar con quienes convivimos, generar conversaciones, diálogo, preguntarnos cosas, ¿Cómo estás? ¿Cómo te sientes? (Hay muchos hogares en los que quienes conviven son como desconocidos) Llamar a aquellos a quienes no veo hace tiempo, escribir un mensaje, un saludo. Hacer algo en casa, siempre hay algo para arreglar, para poner en orden. Escribir, leer, mirar una buena película en familia. Proponer hacer algo juntos en familia.

En verdad hay muchas cosas buenas por hacer antes que pasar el tiempo quejándonos de todo, o criticando a todos. Sé creativo, valora y aprecia tu tiempo. Y cada vez que estés por quejarte de esta cuarentena y todos sus contras, piensa en esa familia que perdió a un ser querido y no pudo siquiera despedirse. Piensa en quién está internado en una cama de hospital sólo sin poder ver a sus hijos, a sus seres queridos. Piensa en quién pasa la noche en el banco de una plaza, piensa en ese niño que llora de hambre.

Consejo del día: Cuando somos capaces de ver el dolor de otro nuestras dificultades se hacen más pequeñas. Pide a Jesús en oración poder salir de nosotros mismos.

Maria Laura Fink ❤️ (Laica católica)

Reflexión del día: Ser pacientes unos con otros

De María Laura Fink 26 de agosto de 2020

En estos tiempos tan difíciles que vivimos como sociedad necesitamos practicar muchísimo la paciencia y empatía con el prójimo. Debemos ser conscientes que todos atravesamos esta batalla, que todos sufrimos esta pandemia, algunos más, otros menos, pero de algún modo a todos nos afecta. El Coronavirus, las explosiones, incendios, sequía, convivencia, falta de trabajo, cuántas cosas debemos de enfrentar. Todos estamos susceptibles en este tiempo, algunos más agobiados que otros, pero todos luchando por salir adelante, por un mundo mejor. Hermanos seamos pacientes con nuestro prójimo, no nos tomemos las cosas a modo personal, tratemos de que nos afecten lo menos posible. No nos enojemos con quién nos trate mal, entendamos que puede estar pasando un mal día, y que muy posiblemente no tenga intención de herirnos. Busquemos la manera de aliviar las cargas entre todos, no le compliquemos la vida a nadie, intentemos generar ambientes de paz, tranquilidad y gozo. No carguemos más nuestros entornos de discordias, peleas, discusiones. Llevemos alegría adónde vayamos, seamos positivos, solidarios unos con otros. Al fin y al cabo todos somos hermanos, hijos de un mismo Dios; dejemos las diferencias a un lado, dejemos de atacarnos sólo porque si, por el hecho de ser diferentes. Dejemos las diferencias a un lado, unamosnos para salir adelante, juntos podemos vencer lo que sea que haya que enfrentar. ¡Tu prójimo te necesita! Así como tú necesitas de él. Le pido a Dios que nos dé la gracia de la empatía, de ser capaces de ponernos en el lugar del otro, porque sólo así podremos comprender lo que pasa en el corazón de mi prójimo. Hoy te animo a dejar de lado los resentimientos, los rencores y enojos, diferencias y así poder hacer está vida más llevadera. Contagiando alegría y esperanza, antes que tristeza y amargura.

Consejo del día: Sé amable y responde siempre con amabilidad, aún cuando no recibas la misma respuesta.

¡Vamos que tú puedes! ¡Dios te bendiga!

María Laura Fink ❤️ (Laica católica)

Reflexión del día:Amar más y mejor

De María Laura Fink 21 de agosto de 2020

¿Porque amar más y mejor? Porque muchas veces amamos a medias, amamos sólo a quiénes sentimos que nos aman o a quiénes nos resulta más fácil. Claro, ¡es fácil amar a quién te ama! El desafío está en amar a aquel que no me ama, que no me cae bien o viceversa, aquel que me hace la contra, aquel que me crítica. Jesús nos llama a amar aún a nuestros enemigos, lo que no es nada fácil pero si él lo dice es porque es posible, claro que con nuestras propias fuerzas es imposible, sino con su gracia que todo lo puede. Amar mejor sería amar sin esperar ser amado, dar amor no esperando algo a cambio, sino sólo amar. Lo que nos puede ayudar y mucho es pensar que no lo hacemos por la persona en si, sino más bien por amor a Dios; si él nos amó aún cuando nosotros le éramos indiferentes, aún cuando estábamos lejos de su presencia que podamos amar a nuestro prójimo, sea amigo o enemigo, por ese amor que Dios nos ofreció. Por amor a Dios amo, no importa si recibo igual o no, yo amo, porque él me amó primero, y, indiferentemente de lo que recibo tengo mi corazón en paz y en plenitud porque estoy cumpliendo su voluntad. Que esta sea nuestra motivación para amar; el amor de Dios. Que a la hora de amar podamos recordar cuánto nos amó y nos ama Dios Padre ¿Te animas?

Consejo del día: Cada vez que sientas que te cuesta amar haz esta simple oración…“Señor dame la gracia de amar como tú amas” repitela tantas veces como sea necesario.

María Laura Fink (Laica católica)

Deja ir los miedos

De María Laura Fink 17 de agosto de 2020

Los miedos nos paralizan, nos estancan en un lugar al que muchas veces no pertenecemos, un lugar en donde no queremos estar. Los miedos nos obligan a fingir, a vivir nuestras vidas detrás de innumerables máscaras, escondiendo nuestra verdadera identidad. El miedo nos calla, no nos permite defendernos, nos quita el valor de decir “No”. El miedo no nos permite crecer, nos hace conformarnos con lo poco que tenemos. Nos hace creer que no merecemos más o bien que no podemos alcanzarlo. El miedo lo roba todo, el miedo es el peor enemigo del hombre, por ello debemos de luchar contra él. No permitirle controlarnos sino más bien poder controlarlo nosotros. Debes de ser valiente y enfrentarlo y cuando lo hagas verás que no era tan difícil como creías, que el poder de vencerlo estaba en ti. Y que siempre dependió de ti, que se alimentaba de ti. No alimentes más tus miedos, alimenta tu coraje, tu fuerza y tu valentía. Verás que sólo es cuestión de arriesgarse y creer en uno mismo. ¡Vence tus miedos y llegarás muy lejos!

Consejo del día: Entregale a Jesús todos tus miedos, y pídele la gracia de superarlos cada día.

María Laura Fink ❤️(Laica católica)

A ti mujer…

Hoy quiero hablarte a vos mujer, a vos qué te sentís insegura, rodeada de miedos, que te sientes despreciada, usada, que sientes que tú mundo se ha derrumbado; a vos que la vida te ha golpeado duro, que te sientes infeliz y que nada de lo que haces cuenta. ¿Sabes? Tiempo atrás he tenido los mismos sentimientos que tú. Me sentía insegura, llena de miedos, vacía, con una profunda angustia en el corazón, mi autoestima destrozada, me veía obligada a fingir ser alguien que no era, pues en realidad siquiera sabía quién era en verdad. Me sentía inferior a todos, veía mucha belleza en las demás pero yo me sentía fea, incompleta, buscaba imitar a otras mujeres, ser cómo ellas, porque se las veía tan seguras, tan hermosas y yo tan invisible. Sentía que más que una mujer era sólo un objeto. En verdad mi vida era muy triste, por más que sonreía, por dentro estaba destrozada. Y les cuento esto porque sé que hay muchas mujeres que se sienten así como yo me senti, y quisiera animarlas compartiendo mi testimonio con ustedes. Cuando me encontré con Jesús él cambió mi vida. Dios me devolvió mi identidad, mi dignidad, hoy les puedo decir que me siento plena, libre, amada, valorada. Y he podido reconocer mi valor como mujer. Hoy tengo la capacidad de amarme, apreciarme. Hoy tengo la capacidad de decir que no a lo que no me hace bien, Jesús me ha enseñado a valorarme, y que debo ser yo misma, con mis defectos y virtudes, que no tengo porque imitar a nadie, pues yo soy perfecta así como soy, así como tú también lo eres. Si hoy te sientes identificada con mi testimonio te invito a que le abras tu corazón a Dios. Él es el único que puede devolverte tu dignidad, sanar tu autoestima, devolverte tu identidad. No permitas que nadie te menosprecie, que te hagan sentir inferior, no cedas a lo que no te hace bien, si ves que te hace sentir insegura no sigas, detente. Amate con todos tus defectos, con tus limitaciones, valórate porque nadie lo hará por ti, hazte valer, pues lo mereces. Lucha por tus sueños, por tus proyectos. Anímate a romper estructuras, rompe las barreras, vé siempre por más, no te conformes, sé la mejor versión de ti misma. Y si ves que algo te hace bien aferrate a ello, a lo que te hace feliz. Vive y ama, ama mucho, pero sobre todo amate a ti misma.

DIOS ES EL ÚNICO QUE PUEDE DEVOLVERTE TU DIGNIDAD, TU IDENTIDAD, BÚSCALO CON TODAS TUS FUERZAS, CON TODO TU CORAZÓN.

Maria Laura Fink (Laica católica)❤️
De María Laura Fink sábado 15 de agosto de 2020

¿Te gustó? ¿Lo compartirias para que llegue a muchas mujeres más? ❤️ ¡Gracias! ¡Dios te bendiga!

Reflexión del día: Vivir alegres

De María Laura Fink 13 de agosto de 2020

Estamos llamados a vivir alegres, sin importar las circunstancias que nos rodean poder vivir con alegría en el corazón es una gracia que Cristo nos ofrece. La preocupación nos entristece, nos agobia, nos pone de mal humor, y en este tiempo solemos tener muchas preocupaciones por ello hoy más que nunca debemos procurar buscar a Jesús y dejar todas esas preocupaciones a sus pies. El vivir de mal humor y preocupados todo el tiempo no nos alivia para nada, ni tampoco aminora la preocupación muy por el contrario la aumenta, entonces, preguntemos nos ¿De qué me vale vivir amargado? ¿Podré acaso solucionar algo actuando así? Pues no, entonces ¡vive alegre! Alégrate por las buenas cosas que te suceden, por estar vivo, por tener una familia, salud, bienestar, hay muchísimos motivos que podríamos nombrar por los cuales puedes alegrarte. ¡Encuéntralos! Y que ellos sean tu motivación de cada día, vive alegre, comparte alegrías, sonríe más que es gratis y te queda bonito. Has sonreír a quién se ve triste, amargado, contagiale tu alegría, ayúdale a encontrar un motivo para vivir alegre. Sabes que por más que te preocupes no podrás cambiar algunas cosas pero si doy fé de que si cambias tu actitud y tu forma de ver la vida cambiará tu sentir, tú actuar y tu obrar. Mira que para amargados ya hay muchos, el mundo necesita de tu alegría. ¡Vamos que tú puedes!

Consejo del día: Pide a Jesús la gracia de la alegría en tu corazón. Quién más sonríe menos se arruga 😉

María Laura Fink (Laica católica)

No estás sola

De María Laura Fink 10 de agosto de 2020

Estamos viviendo tiempos difíciles en los que todo nos cuesta el doble. Las cosas que hacíamos comúnmente nos pesan demás y tal vez una simple tarea o responsabilidad nos agobia. En estos momentos de aislamiento, de confusión e incertidumbre es normal sentirse así. Por momentos sentimos que estamos solos en medio del mundo, que nadie comprende nuestro pesar, y nos bajoneamos. Sentimos que nadie nos entiende, que nadie nos escucha, que lo que nos sucede no es importante, que si quiera vale la pena hablarlo con alguien. Sentimos que hagamos lo que hagamos nada va a cambiar, por lo que al final nos quedamos allí en el intento. ¿Acaso a nadie le importa lo que me pasa? Te sientes invisible, ignorada, no tenida en cuenta; pero déjame decirte dos cosas que te ayudarán a cambiar tu mirada sobre ti y sobre los demás. Primero, mayormente todos nos encontramos en la misma situación o parecida, por lo que cada uno corre por lo suyo, muchas veces con una mirada egoísta lo que hace que solo vea su pesar, sus bajones sin poner importancia a lo que sucede a su alrededor, pues para cada ser lo que le pasa a el mismo siempre es más importante, más difícil de sobrellevar (mí problema siempre es más grande que el del otro) lo que lo limita a enfocarse solo en si mismo. Y es que muchas veces no podemos ni con nosotros mismos; entonces sé paciente, no guardes rencor a aquellos que deberían escucharte y no lo hacen, puede que no sean conscientes de tu necesidad, hazle saber lo que esperas. Y segundo pero más importante hay alguien que te entiende a la perfección, que conoce tu dolor, tu pesar, tu soledad, sabe de tus limitaciones, bajones, y tu deseo de superarte, de intentar algo nuevo. Él es Jesús, él te escucha, aún cuando no le hablas, él escucha tu corazón, él sabe de tu frustración cada vez que intentas y no puedes, él sabe lo mucho que lo intentas, créeme. Y es de mucha importancia cada cosa que te sucede. Tú eres valiosa para él, todo lo que te sucede es importante para él también. Él es quién te anima cada día a volver a empezar, a volver a intentar. Él espera más de ti, porque sabe que puedes, sabe que eres capaz. Y debes saber que siempre puedes hablar con él, allí donde estés, donde te encuentres, él te escuchará, créeme y te sentirás mucho mejor, él te dará la fuerza que necesitas para cumplir tus metas de cada día. En él encontrarás ese amigo fiel que no te abandona, que siempre está ahí para ti, sin importar el día ni la hora, él siempre estará disponible. Habla con él, ¡Inténtalo! Nada pierdes con intentarlo. Por último, déjame recordarte que no estás sola, que hay personas como yo que le hablan a Dios de ti, hay personas que esperan por ti, que te aman con amor incondicional, y por sobre todas las cosas, tienes a Dios de tu lado, no lo olvides.

Que hoy puedas volver a intentar eso que has estado planeando y no funcionó, que hoy puedas volver a intentar, y si no sale no importa, mañana inténtalo de nuevo, así hasta lograrlo. Te animo y te abrazo con el amor de Jesús, que él te dé la fortaleza de comenzar cada día con entusiasmo sabiendo que si lo intentas lo puedes lograr. ¡Ánimo! ¡No estás sólo!

Maria Laura Fink (Laica católica)

Reflexión del día: Humildad

De María Laura Fink 05 de agosto de 2020

En un mundo que vive apresurado llevándose todo por delante es necesario poseer la gracia de la humildad, para saber reconocer cuando parar. El mismo nos exige perfección, darlo todo aún lo que uno no posee. Pero somos humanos y ¡somos débiles! El mundo nos presiona y nosotros sin darnos cuenta nos exigimos demás; por lo que terminamos frustados o deprimidos por no haber alcanzado lo que deseábamos. Entonces, es necesario ser humildes y reconocer que no podemos, que necesitamos parar, ceder, hacernos a un lado. Si ves que no podés no te sobre exijas, dale lugar a otro o simplemente hazte a un lado. No te descuides buscando conformar a todo el mundo, queriendo demostrar algo que no vale la pena. Sos perfecto cómo sos, con todas tus debilidades y limitaciones, no tienes porqué demostrar nada a nadie. No dejes tampoco que tú orgullo sea más fuerte que tú humildad, no serás ni mejor si lo logras ni peor si no lo haces. Pidamos en este tiempo a Jesús la gracia de la humildad para saber reconocer cuando hacernos a un lado.

María Laura Fink ❤️ (Laica católica)

Cuida tu trato con los demás, sé cordial

De María Laura Fink 30 de julio de 2020

Cuida siempre tu trato con los demás

Tú trato con el prójimo habla mucho de ti, sé cordial siempre. Debemos aprender a ser más cordiales y respetuosos con los demás, pues uno no conoce las vueltas de la vida. El trato que damos al prójimo habla mucho de nosotros, de cómo somos en verdad; muchas veces aparentamos una cosa pero lo que en verdad nos define son nuestras maneras de actuar, de movernos ante los hermanos. Siempre lo digo y lo repito hay que saber predicar más con el ejemplo que con las palabras, no podemos ser tan incoherentes de hablar del amor de Dios y destratar a nuestro prójimo. Siempre tener presente la manera en que actuaba Jesús y sabremos cómo actuar también nosotros. No sólo por nosotros sino también por el hermano, tal vez ese hermano está pasando un momento difícil y tú vienes y lo tratas mal ¿cómo crees que se va a sentir? En cambio si encuentra en ti un trato dulce y amable le aliviaras la pena, ¡lo harás sentir mejor! Entonces, seamos siempre cuidadosos en la manera en que tratamos a los demás, seamos atentos, agradables, que las personas deseen pasar tiempo contigo por lo valiosos que se sienten a tu lado; no porque seas más importante tú que otros, sino porque tú les hagas sentir importantes a ellos. Y si te cuesta no te preocupes, pídele a Dios la gracia de actuar como Jesús lo haría siempre, pídele poder acoger al prójimo con amor y él se encargará.

Para tener en cuenta: “Busca siempre imitar a Jesús y recuerda que como trates a tu hermano estás tratando a Jesús mismo”

María Laura Fink (Laica católica)

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora